Descubre todo lo que pasa en las despedidas de soltera

Las despedidas de soltera son un día apto solo para chicas.

Desmelenarse y cometer excesos forma parte del código de honor de las invitadas.

Es ese mismo código el que dice que lo que pasa en la gran noche, se queda en ella. Es por eso que este tipo de fiestas siempre termina con multitud de secretos y complicidades entre las participantes.

En VayaFiesta te los desvelamos todos.

15 secretos de las despedidas de soltera

A continuación te contamos 15 secretos que se esconden detrás de una despedida de soltera.

Muchos de ellos son comunes a las despedidas de soltero y otros son más de chicas.

Pero tanto unos como otros no explicarán nada de lo que pasó esa noche.

¿Hay que ponérselo?

Te tocará disfrazarte o llevar una camiseta con algún mensaje hortera, en el mejor de los casos.

Las posibilidades de que alguien acabe comprando piruletas, gorros u otro tipo de complementos con penes son muy altas.

Striptease is in the air

Independientemente de que la despedida de soltera incluya striptease o no, éste estará presente.

No importa si la novia ha especificado de manera clara que no quiere strippers en su fiesta, en algún momento de la noche, alguien dirá que sino hay striptease no es una despedida de soltera.

E insistirá muchísimo.

¿Resaca? Seguro

La despedida de soltera no debe centrarse en emborracharse, pero no nos engañemos, este tipo de celebraciones es un happy hour continuo.

Brindarán por todo, pedirán cocteles que no habías probado antes y perderás la cuenta de cuántas copas has tomado.

Ni se te ocurra pensar que no tendrás resaca al día siguiente.

Te partirás de risa

Los disfraces, las copas, los ridículos juegos, las divertidas pruebas, la peculiaridad de cada una de las amigas de la novia y las reacciones de la protagonista de la fiesta ante todas las sorpresas que le habéis preparado, harán que acabes la noche con agujetas en el estómago de tanto reírte.

Al fin y al cabo, son pocas las ocasiones en las que os reunís todas y, menos aún, en la actitud tan desinhibida que tendréis esa noche.

El momento bajón…

A lo largo de la noche pueden producirse diversos momentos de bajón. Que alguien comience a hablar de su su ex y acabe llorando, es el más común.

También es posible que en el grupo hayan chicas que no se lleven bien, si es así, ten por seguro que en algún momento de la noche acabarán discutiendo.

Otro clásico es que la última amiga que se separó decida convencer a la novia que debe cancelar la boda, tratando de salvarla, según ella, de la pesadilla del matrimonio.

Yo también te quiero mucho

¡Te quiero! ¡Y yo a ti tía!.

Serán dos frases que se pronunciarán en algún momento de la noche. Tras unas cuantas copas comenzarán los largos abrazos y las exaltaciones de amistad.

La viejas historias del pasado, aquellas vacaciones, aquella fiesta loca, las aventuras de la infancia, todo irá apareciendo a lo largo de la noche.

La gran mayoría exageradas y adornadas por el alcohol y la profunda camaradería del momento.

Qué siga la fiesta

Siempre habrá chicas que abandonarán la fiesta temprano. De algunas te lo esperabas, pero no de otras.

Tras insistirles para que no se marchen, la fiesta seguirá sin ellas.

Oww, ¿quién es esa?

Ya sea por la complicidad que se ha creado entre las invitadas, porque las copas han hecho su efecto o porque está en proceso de separación, siempre habrá alguien que nos sorprenda con su comportamiento.

Nunca la habías visto tan alocada, esa noche ha decidido ser la reina de la pista y coquetea con todos los chicos que se le acercan.

Ladronas de protagonismo

Si hay mala intención en ello, no lo sabemos, pero siempre está la amiga de la novia que pretende robarle protagonismo anunciando un gran acontecimiento.

Que se casa, que está embarazada, que ha conseguido un importante empleo, etc., no importa cuál sea la noticia, pero ha decidido compartirla con el grupo justo la gran noche.

¿Por qué tenemos que hacer esto?

Acabarás haciendo cosas que realmente no te gustan hacer. Acabarás llevando ridículos elementos por la calle, haciendo el payazo en lugares públicos, etc.

Habías jurado que no lo harías, pero al resto de tus amigas le resulta gracioso. No quieres ser aguafiestas y les sigues el rollo.

¡Esto sí es un bombazo!

Alguien acabará confesando alguna infidelidad o cometiéndola. Las solteras aprovecharán la ocasión para ligar con los chicos de otras despedidas de soltera.

Más de una acabará regresando a casa acompañada esa noche.

Hoy no me puedo levantar

Cuando finalice la despedida de soltera sentirás que has sido arrasada por un camión.

Las actividades que habéis programado por el día y la loca noche de fiesta pasarán factura.

¡Soy pobre!

Abrirás la cartera a la mañana siguiente y te echarás las manos a la cabeza.

No solo has gastado el dinero de la organización de la fiesta, sino que te has dejado un dineral a lo largo de la noche.

¡Eres pobre lo que queda de mes!.

1,2,3…sonríe

Durante los días posteriores a la despedida comenzarán a circular una enorme cantidad fotos de la despedida.

En algunas sales mona, pero hay algunas en las que ni tú misma te reconoces. Las del final de la noche prefieres ni mirarlas.

Aunque la mayoría de las invitadas tendrán la gentileza de filtrarlas y compartirlas solo entre las más allegadas, siempre se acabará filtrando alto en las redes sociales.

No se trata de que tu madre no te vea con esa cara de trasnochada, sino que no entiendes qué necesidad hay de hacerlo todo público.

Y aún hay más…

Desde que la novia anunció que se casaba su mejor amiga creó un grupo de whatsapp para organizar la despedida.

Durante meses el grupo ha acumulado un centenar de mensajes diarios.

Muchas sentirán que al fin llegó el gran día y que podrán abandonar chat. Sin embargo, el chat continuará activo durante una o dos semanas más, se utilizará para compartir anécdotas.